More

Su vida de casado

A la edad de quince años se casó con Hiraba. Poco después Hiraba perdió uno de sus ojos, debido a una infección. Pasado un tiempo, la gente comenzó a animar a Dada para que dejara a Hiraba y se casara con otra mujer ya que Hiraba tenía ese defecto y también por el hecho de no haberle dado hijos. Ambalal (Dada) fue muy categórico en esto y respondió:" Mantendré mi promesa con Hiraba hasta mi último aliento. Yo la cuidaría aunque perdiera los dos ojos!"

Fue un marido ejemplar para ella y nunca tuvieron ni una sola pelea o discusión en todos los años en que estuvieron juntos

Vivió una vida simple. A pesar de que Dada gestionaba una empresa exitosa, él solo se llevaba a casa un salario que correspondía al salario de una persona no cualificada. Dada nunca utilizó los beneficios de la empresa para si mismo y le dijo a su socio que los guardaría para pagar la boda de su hermana y otras necesidades. Igualmente, Dada les pagaba el viaje a lugares de peregrinación, a las personas que así lo quisieran: Nunca tomó un solo penique de nadie para su uso personal.

Su percepción sobre su práctica de la no-violencia, ahimsa era tan profunda que siempre que llegaba tarde por la noche se quitaba los zapatos  para no despertar a los perros de la calle.

Veía la vida en el mundo de una forma totalmente diferente." Desde muy joven, me pude dar cuenta de la horrible naturaleza del mundo. Los peligros acechan a cada momento y hay problemas y miserias casi de continuo. Por esta razón nunca me pongo demasiado celoso o interesado por nada ¿Nunca sabes cuándo te vas a morir, ¿no es así? Dada estaba constantemente interesado por la contemplación virtuosa y por pensamientos espirituales sublimes. En su búsqueda por la verdad eterna y la realización del Ser leyó muchas escrituras sagradas de todo el mundo. Tuvo un especial interés por las escrituras del Gnani Purush Shrimad Rajchandra. Declaró que si hubiera conocido en persona a este maestro, él habría tomado a Shrimad como a su guru.

En busca del Ser soportó muchas calamidades:

"Solía incluso dejar que los chinches me picaran. Yo le decía a los chinches:"Ahora que habéis llegado podéis comer aquí una buena comida. "No os vayáis con hambre". Este cuerpo mio es como un hotel: así que todo el mundo tiene que sentirse a gusto con él y nadie debe ser dañado por su causa. Este era el negocio de mi "hotel." Así que he estado alimentando incluso a los chinches ¿Acaso alguien me haría daño si no se lo hiciera? No. Mi única intención era sólo conseguir el Ser .Respeté siempre las reglas de no comer una vez  se hiciera de noche, tampoco comí tubérculos y bebía siempre agua hervida. No he dejado ninguna piedra sin mover, en mis esfuerzos espirituales y fue por eso como descubrí el Akram Vignan, una ciencia que purificará al mundo entero"

 

 

×
Share on
Copy