Related Questions

¿Cuáles Son Los Atributos De Dios?

Dios es el Alma que residen en tu interior, en nuestro interior, en el interior de cada ser vivo.

El cuerpo es el envoltorio externo y Aquel que reside dentro es el Dios, ¡que es nuestro Ser real!

Sin embargo, este Ser es sin forma e invisible. No puede ser visto con los ojos físicos, solo se puede experimentar a través de las propiedades funcionales intrínsecas del Alma. Por ello, para reconocer a Dios y experimentarle, es importante saber cuáles son Sus atributos.

Así que venga, entendamos algunos de los principales atributos de Dios...

Eterno

El Alma es un elemento eterno. Cada Alma es permanente en la naturaleza. No hay ningún comienzo ni ningún final. Fue, es y siempre permanecerá. Nunca muere ni nunca nace; es inmortal.

Infinito

¡Dios tiene Visión infinita, Conocimiento infinito, Fuerza infinita y Dicha infinita!

Estos atributos son únicos para Dios, es decir, no se encuentran en ningún otro elemento eterno excepto en el Alma. Estas son las más poderosas y grandes de todas las propiedades del Ser, el Ser puede experimentarse a través de estas propiedades particulares.

Omnisciente

¡Dios lo sabe todo! El Alma tiene el poder infinito de ‘observar o conocer’.

Nuestros ojos físicos o cualquiera de los cinco sentidos son solo un medio exterior a través del cual se ven o se conocen las cosas. El principal elemento de observar y conocer es el Alma, y todas las demás cosas en este mundo es simplemente un objeto a ser visto y conocido.

El Alma puede observar precisamente y conocer no solo objetos mundanos externos sino también el complejo interno del cuerpo, es decir, mente, intelecto, ego, creencias, opiniones, ira, orgullo, engaño, codicia, apego, aversión, etc.

El Alma puede observar los objetos a través de su atributo de Visión Infinita; y debido a su atributo de Conocimiento Infinito, también tiene el conocimiento de cada una y todas las fases de todos los elementos eternos, incluyéndose a sí misma.

El Alma no es más que un conocimiento sólido, denso, ininterrumpido y continuo. ¡¡¡Así es como Dios se define como El Omnisciente o que Todo lo Sabe!!!

Todopoderoso; el Omnipotente

La fuerza infinita es otra propiedad intrínseca del Alma debido a la cual, a pesar de mirar y conocer los infinitos objetos del mundo, nunca se entrega a ninguno de ellos.

Hay varios tipos diferentes de partículas kármicas que cubren el Alma y han creado innumerables obstáculos para el Alma en el camino de la salvación, desde tiempo inmemorial. Sin embargo, el Alma puede permanecer separada de todas estas partículas, manteniendo su completa pureza, debido a este atributo de Fuerza Infinita que posee el Alma Pura.

¡¡¡Este poder infinito para no ser absorbido o entregarse a nada externo a él, y permanecer siempre en su propia naturaleza, significa la fuerza del Todopoderoso, es decir el todo-poder, Dios Omnipotente!!!

Dicha Infinita

La felicidad mundana es una mezcla de felicidad y dolor; esta felicidad es temporal en naturaleza y por ello viene y va. Sin embargo, el Alma nunca se apega o es atraída por ninguna felicidad mundana, ni siquiera por los karmas delirantes que crean atracción hacia este placer ilusorio. Y por otro lado, no importa cuán dolorosa sea la circunstancia externa el Alma, es decir Dios, nunca sufre ni un poco. Esto sucede porque la sustancia entera del Alma es dicha absoluta.

Dios siempre está inmerso en esta dicha infinita- la dicha eterna del Ser, que nunca se agota en ninguna circunstancia y que está allí para quedarse permanente. ¡¡¡Asi es el atributo de Dios de dicha infinita!!!

Separado

A través de su naturaleza inherente, el Alma está totalmente separada de todos los otros elementos eternos.

Solemos decir, ‘Quiero salir de mis apegos y aversiones.’ Lo decimos porque no sabemos que el Ser nunca ha sido manchado o contaminado por átomos de apego y aversión. Siempre ha permanecido separado y ya está, por ello, libre de todo apego. Nunca se ha sentido atraído por nadie ni por nada, ni ha disfrutado de placer o dolor.

A pesar de que el cuerpo se asocia con todo en este mundo, la Alma interna, a través de su naturaleza intrínseca, está libre de asociación y por eso, nada en este mundo tiene o puede afectar al Ser. El Alma siempre ha permanecido sin ungir de todos los intentos que tienden a ungir, ya que los intentos son de la materia inanimada y no del Ser.

Después de la Realización del Ser, incluso si uno se mete en una pelea, no se experimenta ningún apego o aversión, porque la persona que ha realizado al Ser sabe, ‘Definitivamente, indudablemente, soy el Alma Pura.’

¡Dios es el que está siempre libre de todos los apegos para siempre!

Omnibenevolente

¡Dios es todo-amor, porque el Puro Amor también es un atributo de Dios!

Uno puede preguntarse ¿Dios está desapegado y Dios es amor Puro también? ¿Cómo es eso posible?

Esto es porque el Amor Puro es muy distinto del amor mundano. El Amor Puro está libre de apego; y por ello, está libre de la contaminación de expectativas o condiciones, discriminación o diferenciación entre seres vivos.

¡Dios es Omnibenevolente, con Su amor fluyendo consistentemente en cada ser vivo, a cada momento!

Puro

Dios es absolutamente puro. No importa cuáles sean las circunstancias externas, no importa cuán grandes y severas sean las impurezas que cubren el Alma, nada puede manchar al Alma. ¡El alma era, es y siempre permanecerá en su condición completamente pura – así es su atributo!

Debido a las circunstancias, el elemento de materia inanimada y el elemento del Alma han estado juntos por eras; sin embargo, ninguno de los dos ha perdido sus propiedades intrínsecas individuales. Al igual que si mezcláramos aceite y agua en una botella y lo agitáramos bien, el aceite seguirá estando en su lugar y el agua estará separada en su lugar, porque los dos son de naturaleza inmiscible (no se pueden mezclar).

De manera similar, nuestra Alma siempre ha permanecido separada del cuerpo como conocimiento puro. A pesar de atravesar diversas formas de vida como árboles, animales, humanos, seres celestiales, etc., la pureza del Alma interior, no ha sido contaminada en absoluto.

¡Por esto en Akram Vignan, el Gnani Purush (el Iluminado) puede, en solo una hora, otorgarnos el estado de Bondad separando el Alma Pura, es decir el Ser, y el no-Ser!

Sin Forma e Invisible

Todo lo que podemos experimentar a través de los cinco sentidos; incluyendo nuestra mente, intelecto, ego, habla, etc.- es todo con forma, mientras el Ser es sin forma. El Ser no tienen ningún cuerpo.

La parte dentro del cuerpo, que es invisible, es el Ser. El Ser es conocimiento y el conocimiento es invisible. Los objetos que se pueden mirar con el conocimiento tienen una forma y son visibles, pero el conocimiento en sí mismo es invisible.

Entonces, Dios está presente en cada ser vivo, ¡pero es invisible y no tiene forma o estructura propia!

Sutil

Dios es lo más sutil. El Alma es sutil, ¡el fuego no puede quemarle y las montañas no pueden pararle! Sí, el Ser puede pasar muy fácilmente a través de montañas, a través del fuego, a través de cualquier cosa, sin ningún tipo de obstrucción.

Nada le puede suceder a Dios porque nada puede tocar al Alma… ¡Dios es así de sutil!

Indestructible

El Alma nunca puede ser destruida. Las cosas temporales se pueden destruir; existen y después de un tiempo dejan de existir, mientras que las cosas eternas son indestructibles.

¡Dios es eterno y por consiguiente indestructible!

Constante

La naturaleza inherente del Alma es esa, nunca aumenta o disminuye.

Ira, orgullo, engaño, codicia siempre siguen aumentando y disminuyendo.Al igual que podemos observar la ira surgiendo y disminuyendo, todas nuestras debilidades y fortalezas tienen una naturaleza similar, es decir, aumentan y disminuyen, el ego, por su naturaleza, también se eleva y se deprime. 

Todo lo que aumenta y disminuye se dice que es de naturaleza temporal y el Ser nunca se ha entregado a nada de eso. Por eso Dios es permanente y constante; ¡Ni crece ni se desgasta, nunca aumenta ni disminuye!

No puede dañar ni ser dañado

El dolor o los problemas nunca pueden tocar al Alma. La propiedad intrínseca del Alma es de un modo que no puede dañar a nadie ni puede ser dañada por nadie; no puede infligir dolor a nadie ni nadie puede causarle dolor, no puede matar ni ser matado.

Nada puede sucederle al Ser. A medida que se avanza en alcanzar la experiencia de Dios, se experimenta esta propiedad más y más vivamente.

Transcendente

Los atributos del Alma son excepcionales, extraordinarios e infinitos, sin ningún tipo de límites o limitaciones. Los atributos de Dios son muy, muy diferentes; algo que nunca hemos visto en este mundo externo.

¡Eso es lo que hace a Dios Transcendente!

×
Share on
Copy