Related Questions

¿Cuál es la clave para experimentar realmente a Dios?

¿Sabes que experimentar a Dios quiere decir experimentar tu propio Ser, porque Dios es lo que realmente somos? El Alma Pura residiendo en el interior de nuestro cuerpo es nuestro Ser real. Y cuando experimentamos este Alma Pura, significa que hemos experimentado a Dios.

¿Cómo experimentamos el Alma Pura?

Decimos que el Alma reside en nuestro cuerpo. Y nuestro objetivo es experimentarlo.

Pero no podemos mirar ni sentir al Alma; nuestra Alma está en absoluta oscuridad. Entonces, ¿cómo la encontramos? 

¿Quién puede guiarnos y llevarnos a nuestro destino?

Definitivamente podemos ayudarnos de libros, escrituras y literatura espiritual para obtener una comprensión teórica aproximada de qué es el Alma, cuáles son sus propiedades, cómo de importante es experimentar al Alma y a qué conduce esta experiencia. También podemos leer sobre la experiencia de vida de los seres iluminados, quienes han recorrido el camino y tienen realmente la experiencia del Alma, ya que esto nos ayuda a obtener una gran cantidad de inspiración para mantenernos motivados para lograr nuestro objetivo.

Pero, ¿pueden estos medios darnos la experiencia real del Alma?

No, porque una imagen de una vela encendida nunca puede eliminar la oscuridad de una habitación, solo una vela encendida puede.

De manera similar, solo una persona iluminada puede iluminar nuestra Alma.

Supongamos que le damos a un niño un cuaderno, un lapicero y un libro de texto para usarlos. Ahora, ¿será capaz de aprender el alfabeto por sí mismo? No. Necesita alguien que pueda hacerle darse que cuenta que esto es A y esto es B. Del mismo modo que un niño pequeño necesita un profesor para enseñarle el alfabeto, nosotros necesitamos una persona que ha Realizado el Ser para alcanzar la Realización del Ser. Esa persona, que se ha iluminado a sí mismo, y puede iluminar a otros también, es un Gnani Purush. Con la gracia de esa persona realizada, también podemos realizar nuestra Alma.

Y esta es la manera más fácil de alcanzar la Realización del Ser; la forma más fácil de experimentar a Dios y sentir la presencia de Dios.

El Alma real puede encontrarse solo desde un Gnani - ¡el Gnani vivo!

Todo el tiempo, siempre, hemos creído ‘Soy el cuerpo, soy el nombre.’ Sin embargo, cuando el Gnani vivo nos otorga el conocimiento del Ser, nos damos cuenta de que “Yo soy Alma Pura”. Nos damos cuenta de que el Alma Pura es el Ser real; y el cuerpo, el nombre, todo lo que consideramos como nuestro ser, es realmente el no-ser.

Y así como el orfebre tiene la experiencia técnica para reconocer y separar el oro puro de otros metales, el Gnani tiene la divina experiencia espiritual para separar nuestra Alma pura del no-ser.

En Akram Vignan, el camino sin pasos hacia la salvación:

  • El Gnani hace esta separación en solo una hora, y nos hace darnos cuenta de ‘Yo soy Alma Pura’ (Realización del Ser). Con este despertar del Alma, empezamos a experimentar a Dios.
  • Después de la Realización del Ser, nuestra mente, intelecto, ego y nuestros karmas continúan, pero ahora permanecen entregados al Gnani.
  • El Gnani nos da 5 principios cardinales, que cuando se siguen, nos hacen avanzar hacia la absoluta experiencia de Dios.

Cuando vamos bajo el abrigo del Gnani, las cosas cambian.

Son necesarias la entrega total (aadhinta); y la absoluta humildad (param vinay) hacia el Gnani. La entrega total significa que seguimos lo que dice el Gnani, sin dejar que nuestro intelecto se interponga en el camino. Humildad absoluta en donde hay sinceridad y moralidad en un nivel especial, extra, y hay unidad con el Gnani, no hay separación que se perciba con el Gnani.

Bajo el abrigo y la guía del Gnani vivo, nuestra conciencia de la naturaleza de nuestro Ser se incrementa y avanzamos en el camino de la salvación.

  • La debilidad interna de ira, codicia, orgullo y apego empieza a reducirse gradualmente,
  • el ego y el intelecto van menguando,
  • la mente, el cuerpo y el habla surgen más y más natural,
  • día tras día, nuestra experiencia del Ser va creciendo.

Y finalmente se presenta una etapa donde:

  • el ego y el intelecto interno han desaparecido totalmente;
  • en el exterior la mente, el habla y el cuerpo funcionan naturalmente, de acuerdo con los karmas que se desarrollan, y
  • nuestro Ser despierto se libera de todos los apegos y llega a la forma natural de su estado de dicha.

Aquí es cuando decimos que he experimentado a Dios completamente.

Cuando realizamos nuestro Ser, sabemos por experiencia que nosotros mismos somos Dios.

Por ello, ¡ve hacia el Gnani vivo, el iluminado, y con su gracia divina, realiza tu Ser y experimenta a Dios!

Para obtener más información acerca de una Ceremonia de Realización del Ser cerca de ti, haz click aquí.

×
Share on
Copy