Related Questions

Cómo vivir una vida libre de conflicto

Debes hacer frente a un montón de conflictos en tu vida diaria, por ejemplo:

  • Cuando tu jefe te manda.
  • Cuando tus amigos y colegas no te apoyan.
  • Cuando tus empleados no te hacen caso.
  • Cuando tus padres no van con los tiempos.
  • Cuando tu hijos no te obedecen.
  • Cuando tu cónyuge discute contigo.

Y eso podría ser la razón de que estés aquí, buscando una solución para vivir una vida libre de conflicto.

Si estás cansado de estos conflictos diarios. ¿Qué puedes hacer para vivir una vida libre de conflictos?

La falta de voluntad para aceptar el punto de vista o creencia de la otra persona provoca choques, y estos enfrentamientos llevan a un conflicto en nuestra relación.

“Evita conflictos.”- ¡Con que asimiles solo esta frase de Param Pujya Dada Bhagwan exactamente como es, tu trabajo estará hecho! Todo lo que necesitas es tu fuerte y sincera voluntad. Dentro de ti hay energía infinita para resolver todo tipo de conflictos, no importa lo graves que puedan ser.

Tu fuerte resolución y el poder de estas palabras harán todo el trabajo. Haz una firme resolución, ‘No me enfrentaré con él o ella a ningún precio, no importa cómo de persistente sea el oponente.’

¿Qué significa cuando dices “Evitar Conflictos”?

Cuando las personas siguen las normas de tráfico no hay dificultad en la manera que en fluye el tráfico, ¿verdad? Del mismo modo, en tu vida diaria si sigues las leyes de la naturaleza correctamente, evitarás enfrentamientos y vivirás una vida libre de conflicto. Pero los problemas surgen a causa de tus limitadas interpretaciones de las leyes de la vida y no saber ningún método de resolución.

Supón que te bajas de un tren y buscas a alguien que te ayude con tus maletas. Unos pocos porteadores van corriendo hacia ti y le dices a uno que lleve tu equipaje. Él lleva el equipaje fuera pero a la hora del pago, te encuentras discutiendo con él, “¿Cómo te atreves a pedirme ese dinero?” la gente tiene un hábito de chocar con el otro todo el tiempo. No entres en discusión por estos asuntos. Si te pide doscientas cincuenta rupias, intenta negociar amablemente.

“Escucha hermano, realmente esto solo cuesta cien rupias pero toma esto- ¡doscientas rupias!” Debes ceder, con pocas rupias aquí y allá, y resolver el asunto. Esto no es motivo de choque. Si tu oponente es débil, podría dejarlo estar y sufrir a causa de su debilidad, pero guardará rencor contra ti. Este rencor puede plantar una semilla de venganza, la cual se expresará en tu próxima vida. Cada ser humano, de hecho cada criatura viva, es capaz de albergar venganza.

Por otro lado, cuando alguien llega a ti y comienza a usar palabras duras e insultos, mantente alerta y evita enfrentar con esa otra persona también. Sentirás disgusto dentro, que te puede molestar. Entonces, debes darte cuenta de que esta persona está afectando tu mente y, en consecuencia, salir de su camino. Este conflicto está en la forma de vibraciones. Por eso, evita conflictos.

Independientemente de si una persona habla demasiado o es demasiado dura, sus palabras no deberían provocar un choque dentro de ti. Seguir este principio es tu religión. Las palabras no imponen una condición previa para causar un enfrentamiento. Deberías aprender a hacer a un lado las palabras que te molestan y olvidarlas. El que puede hacerlo merece ser llamado humano.

Y molestar a alguien a través de tus palabras para pacificar tu propio ego es la mayor ofensa de todas. No lo hagas nunca.

Según crezca tu comprensión, serás capaz de evitar conflictos.

También puedes aplicar estos métodos de resolución de conflictos:

  • Haz una fuerte intención interna de ‘No quiero chocar con la pared, no quiero causar una división debido a diferencias de opiniones.’
  • Incluso si chocas fuera, tu intención interna mientras chocas debe ser ‘no quiero chocar con nadie.’
  • Intenta comprender el punto de vista de la otra persona. Te darás cuenta de que si estuvieras en la misma situación, y alguien se adaptará a ti, en lugar de entrar en conflicto, entonces, realmente te sentirías aliviado. Por eso, si correspondes con este comportamiento cuando la otra persona está atravesando lo mismo, entonces, no solo evitas el conflicto, sino que también mantienes una buena relación.
  • Si alguien te dices que tienes la culpa, acéptalo y di, “Tienes razón. Gracias por mostrarme esto.”
  • Empieza a hacer ajustes con cada uno para evitar más conflictos.
  • Reconoce la naturaleza de la persona opuesta. Haciendo esto, sabrás cómo reaccionarán en diferentes situaciones. Esto te permite permanecer estable cuando esas situaciones surjan.
  • Estar de acuerdo con la otra persona no por deshacerte de ellos, sino porque quieres evitar el enfrentamiento y quieres ser libre. No dudes, él está también en lo correcto desde su punto de vista.
  • Si alguien te grita, acusa o insulta, tienes que evitar devolvérselo. En su lugar deberías pedir fuerza, desde el Dios interior, para evitar usar un lenguaje desagradable y doloroso: “¡Querido Señor! Dame la infinita fuerza interior para no hablar, hacer que alguien hable, ni animar a nadie a que hable con un lenguaje duro o hiriente hacia ningún ser vivo, ni en lo más mínimo. Si alguien habla con un lenguaje duro o dañino, por favor dame la fuerza para responderle de una manera suave y amable.”
  • Puedes también evitar conflictos diciendo, “Me gusta lo que estás diciendo, dame tiempo para pensar sobre ello.”
  • Si alguien sale a pelear, entonces deberías simpatizar con él que “¡Oh, debe estar lleno de tanta frustración que escoge pelear! Todos aquellos quienes están frustrados son débiles.
  • A pesar de tu precaución y resolución, la otra persona aún podría chocar contigo y dañarte. Si no infringes ni el más mínimo sufrimiento a otros y si aceptas con entusiasmo el sufrimiento que otros te imponen, luego, tus cuentas pasadas serán saldadas y obtendrás liberación.
×
Share on
Copy